cortés-arquitecte

 

Hotel de Mar

El encargo consistía en “decorar” los pasillos que llevan a las habitaciones.

La propuesta que se presentó reunía la necesidad de iluminar los pasillos y ambientarlos con obras de arte. Un artista para cada pasillo. 7 artistas de arte contemporáneo que crearon 13 obras distintas con un nexo común.

La obra se reprodujo al 200% sobre duratrans, envolviendo un cilindro de metacrilato iluminado por dentro.

Los originales se repartieron en las suites. Cada serie tiene, en el descansillo de los ascensores, un panel donde el artista hizo un texto para explicar la obra.